Alimentos para poder conciliar el sueño

Se dice mucho que para poder tener un buen descanso hay que disponer de un buen colchón y una buena almohada, y es cierto, pero también influyen muchos otros  factores como por ejemplo los alimentos que se consumen en la noche.

Son muchas las personas que se preguntan cuales son las comidas que se deben tomar para poder descansar de manera correcta, así como de las comidas que no se deben tomar para no provocar ese insomnio tan poco deseado. Es cierto que no solo la comida provoca insomnio, pero si que es un factor importante, más de lo que podemos pensar. Por eso os vamos a ayudar, para saber que alimentos tomar durante la noche.

1– La avena. Te ayudan a tener un buen funcionamiento del sistema nervioso, cosa que te ayudará para dormir mejor.

– La leche. Tomarte un vaso de leche templado antes de acostarte puede calmarte y bajar el ritmo, relajarte antes de acostarte.

– El pescado. Ayuda a la disminución de síntomas como la ansiedad y los trastornos del sueño.

– El chocolate negro. El chocolate negro es un alimento que hace que tu mente y tu cuerpo se relajen de manera clara, ideal para poder descansar.

– La miel. La miel, acompañada de una buen vaso de leche te ayudará a conseguir conciliar el sueño durante toda la noche.

– El plátano. Es un somnífero natural. Es rico en magnesio, un buen relajante muscular.

– La piña. Es rica en vitaminas y minerales. Estimula la aparición de la hormona del sueño, por lo que su consumo aporta grandes beneficios para la noche.

Deseamos que os hayamos podido ayudar, y ayudaros a que vuestros descansos sean de calidad, pero para eso también se necesita un buen colchón. ¿O no?

Contacta con nosotros llamando al 96 156 06 31 o a través del mail info@colchoneskyrios.es,  estamos a vuestra disposición.

¿Que cenamos para un buen descanso?

¿Que cenamos para dormir bien? Interesante pregunta sobre un tema al que quizás le demos menos importancia de la que se merece. Pues bien, aquí nuestros amigos de Naturhouse Moratalaz nos dejan su reflexión según sus profundos conocimientos como nutricionistas.

Los expertos en nutrición recomendamos repartir el aporte de nutrientes en cinco comidas al día: desayuno, comida, cena y media mañana y media tarde. Si dosificamos la comida podemos distribuir los nutrientes a lo largo del día para sentirnos constantemente satisfechos y llenos de energía. Las recomendaciones nos dicen que una cena debe representar una quinta parte del total de alimentos para un día. Pero en el mundo real muchas veces llegamos a la cena sin haber desayunado o comido bien, por lo que comemos mucho o desequilibradamente por la noche, o bien decidimos saltarnos la cena por miedo a subir de peso.

Cuando vamos a la cama, nuestro cuerpo pasará alrededor de 8 horas sin alimento. Es durante el sueño cuando nuestro cuerpo se repara a sí mismo, y aunque nosotros dormimos, nuestro organismo sigue trabajando sin descansar. Es importante darle los nutrientes necesarios. Esto no quiere decir que tiene que ser una comida demasiado abundante pues esto puede darnos calorías innecesarias y malestar gastrointestinal que resulte en un sueño pesado o incluso pesadillas.

Recomendamos cenar por lo menos 2 horas antes de dormir una cena saludable para un buen descansopara dar tiempo suficiente para digerir los alimentos. Idealmente puedes cenar 3 horas antes de dormir y con eso acelerarás la pérdida de grasa.  Debe ser una cena ligera para que la digestión sea rápida y no debe ser excesiva en proteínas ni grasas que se digieren lentamente.

Una cena adecuada incluirá:

Verduras: Frescas o cocidas, a la plancha o brochetas. Altas todas en vitaminas, minerales, agua y fibra que nos darán sensación de saciedad.

Frutas: que nos aportan también vitaminas, minerales y fibra.

Lácteos: leche y yogur descremados, así como queso de Burgos o queso fresco.

Pescados o carnes magras (sin grasa), pavo o pollo que nos dan proteínas de alta calidad que son fáciles de asimilar.

Grasas saludables: como el aceite de oliva, preferentemente virgen, o semillas como nuez y almendra por su contenido en  minerales y omegas.

Con nuestro ritmo de vida, estrés y poco tiempo, la cena es uno de los pocos momentos para disfrutar con tranquilidad nuestros alimentos en un entorno familiar y sin prisa. Es conveniente disfrutar calmadamente y masticar a conciencia nuestros bocados para favorecer su digestión, distinguir y apreciar los aromas y sabores y disfrutar de una experiencia placentera y completa.

¡Buen provecho, buen descanso!

Podéis seguir los consejos de Naturhouse Moratalaz en su FacebookPage.

Esperamos que os sirva el consejo.

colchoneskyrios.es