¿POR QUÉ ES TAN NECESARIO EL DESCANSO DE LOS NIÑOS?

“A la cama!!”- se oye desde la lejanía.

Pero él está leyendo ese libro que tanto le gusta, viendo ese programa que sigue desde hace tiempo o simplemente, hablando con su hermano pequeño que sólo intenta balbucear.

“Aún no!”-responde. Lo sé, dormir es aburrido. Pero a la vez que aburrido tiene otras muchas cualidades que a veces son costosas de apreciar y que hacen que el descanso sea la parte más importante del día, ya que de él depende que amanezcamos como debemos al día siguiente. Es mucho más que permanecer tumbado sin hablar durante unas horitas.

los ninos y el descansoCon mucha frecuencia nos olvidamos de la importancia del descanso para nosotros y, aún peor, nos olvidamos de la importancia del descanso de nuestros pequeños. No es necesario verlos derrotados para tener la necesidad de mandarlos a viajar al mundo de los sueños.

El pequeño de la casa se ha pasado el día en la escuela, jugando con los amigos en el patio, después marchará a realizar algunas actividades extraescolares (a veces demasiadas!), para terminar cuidando de su mascota preferida o haciendo esas tareas que aún tiene pendientes para aprender a pintar sin salirse. Y para terminar…a poner la mesa! Razones más que suficientes para un merecido descanso a su cuerpo. Y no sólo su cuerpo.

No sólo su cuerpo porque una pieza muy importante de su descanso es la ayuda que será para el cerebro. No se sabe muy bien por qué, pero muchos científicos aseguran que nuestro cerebro ordena información, soluciona problemas, o limpia sustancias de nuestro cuerpo mientras dormimos. De este modo, si el niño no descansa sus horas, al día siguiente su cerebro no está preparado para actuar como debe y regirse por buenas pautas, lo que le podría llevar a perder la atención en esa explicación de la suma matemática, comenzar una discusión con un compañero por algo estúpido, o no llegar con fuerzas de leer el último párrafo del día.

Un niño necesita más descanso que un adulto. Aproximadamente los niños duermen de media unas 9,5 horas. Lo necesario son 10 o 11 horas pero también habría que estudiar cada caso.

Sigue a tus pequeños, asegúrate de que descansan lo necesario y ellos te lo agradecerán al día siguiente con una sonrisa y la energía lista para afrontar el nuevo día y así, tú, también te sentirás realizado de participar en su vida saludable!

colchoneskyrios.es